Puesta en marcha y puesta en marcha

 

Muchas veces, durante la planificación del proyecto, no se consideran las actividades de puesta en marcha y puesta en marcha, se consideran independientes al final de la etapa de construcción o no cuentan con el tiempo necesario para completar el proceso al comprimir el programa para cubrir los retrasos en construcción.

Los desafíos que se deben enfrentar durante la ejecución de la puesta en servicio pueden variar y pueden llevar a extensiones de tiempo innecesarias si no se consideran parte fundamental del proyecto.

A menudo, el equipo de puesta en marcha se forma en las últimas etapas de la construcción. El equipo que está integrado últimamente tiene que tratar con muchas fuentes de información, equipos dispersos, con muchos contratistas involucrados, información incompleta o inexistente, etc.

La integración temprana del equipo de puesta en servicio, permite construir una base sólida para el proceso. La información a ser usada debe ser construida desde ingeniería. La integración entre los sistemas de información es una parte esencial, ya que alinea las diferentes fuentes de información, así como la planificación y definición de los sistemas y subsistemas de puesta en servicio. La información existente debe ser "reutilizada". Por lo tanto, habrá una transición sin problemas entre la construcción, la puesta en servicio previa, la puesta en marcha y la puesta en marcha.

 

 

Actividades de puesta en marcha y puesta en marcha

 

La planificación adecuada permitirá al equipo llevar a cabo las actividades sin mayores inconvenientes. Las actividades principales que deben realizarse durante la puesta en servicio y la puesta en marcha incluyen principalmente:

• El monitoreo de los indicadores que están involucrados o que pueden verse afectados por el proyecto, pueden estar relacionados con la calidad, la seguridad, la falla del equipo, la eficiencia y otros que se consideran relevantes.
• Entrega de documentación por parte del equipo de gestión a personas o departamento que se encargará de la operación o de la convivencia rutinaria con el resultado del proyecto. Transferencia de conocimientos o habilidades que no se hayan tomado previamente, dibujos eléctricos y arquitectónicos, manuales de equipos, procedimientos específicos, permisos, hojas de prueba y cualquier otro tipo de documentación legal o técnica.
• Entrega segura del proyecto. Se le debe dar una alta relevancia a la seguridad. El proyecto no debe ser entregado con algún riesgo que pueda causar un accidente. Las instalaciones y equipos del proyecto deben evaluarse para evitar accidentes potenciales o materiales o pérdidas humanas.
• A partir de la planificación, se deben establecer listas de verificación de verificación para garantizar que todas las actividades estén alineadas con el programa maestro del proyecto y que se incorporen como parte del plan de puesta en servicio.
• Software de puesta en servicio. El uso de un software de puesta en marcha confiable permitirá un proceso seguro y sin problemas, que además de mantener la información en una ubicación centralizada y mantener el historial de las lecciones aprendidas, facilitará la Preparación para la Operación.

En caso de que se produzcan fallas o deficiencias durante la puesta en servicio, el equipo de administración debe participar en el análisis para establecer las posibles causas que afectan y también para proporcionar recursos para solucionar cualquier problema hasta que el proyecto se entregue y entregue a las operaciones.

 

 

Puesta en marcha Proceso de Etapa Final

 

Al final, cuando el proyecto ya está "Comisionado", es importante revisar y aprender las lecciones aprendidas y las buenas prácticas que se pueden aplicar a los próximos proyectos.

Una buena puesta en marcha y puesta en marcha refleja el compromiso y la responsabilidad y también fortalece los lazos de confianza, facilitando el trabajo del liderazgo del proyecto con el resto del personal y los departamentos para una mejora continua y un "trabajo en equipo real".